Beliefnet


"Le agarraron su dedito y le tomaron las huellas digitales como a un criminal"


Lahore, Pakistán – Mientras muchos niños de su edad están muy entretenidos con el reto de aprender a caminar, este bebé paquistaní de 17 meses de edad, ha sido acusado de intento de homicidio. 

Los observadores dicen que este caso revela fallos endémicos en el sistema jurídico del país. 

El bebé se llama Mohammad Musa, quien junto a su padre y otros miembros de la familia arrojaron piedras a los funcionarios de la compañía de gas en el vecindario de la clase trabajadora Ahata Thanedaran el 1 de febrero, según informó este viernes el abogado de la familia, Chaudhry Irfan Sadiq. 

Los representantes de la compañía de gas investigaban la supuesta manipulación de los contadores de gas en los barrios periféricos de Lahore, en el este de Pakistán. 

Inspector Kashif Muhammad, quien asistió a la escena del presunto delito, escribió en su informe que se trataba de un caso de intento de asesinato. 

Los acusados comparecieron ante la corte. El bebé Musa fue visto llorando en el tribunal, mientras su abuelo, Muhammad Yasin, lo sostenía en su hombro. Aunque no lo crean, le tomaron hasta las huellas digitales. 

Más tarde, Yasin le dio de su botella de leche mientras “fildeaba” las preguntas de los periodistas. 

Todos en la corte se preguntaban, "¿Cómo puede un niño tan pequeño estar implicado en este caso?” ¿Qué clase de policía tenemos? “, dijo un escandalizado obrero de 50 años de edad.

El cargo está en total contradicción con las leyes en Pakistán, cuya edad mínima para asumir una condena está entre 7 y 12 años, excepto en los casos de terrorismo. 

Yasin acusó a la policía de fabricar cargos en su contra porque estaban en connivencia con un grupo rival quienes querían que desalojaran sus tierras y tenían una orden para eliminar sus conexiones de gas. Sin embargo, la policía y los funcionarios de la compañía de gas llegaron sin previo aviso y comenzaron a retirar los medidores de gas de todas las casas. Los residentes comenzaron a protestar y bloquearon la carretera, pero la protesta terminó cuando los oficiales superiores de la policía llegaron a la zona. Ellos dieron su palabra de que ninguna injusticia se haría. "Pero más tarde nos enteramos de que han presentado cargos en nuestra contra", añadió.

Juez Rafaqat Ali Qamar ordenó la libertad bajo fianza del niño y la suspensión del policía responsable. A pesar de que tendrá que presentarse en la próxima audiencia el 12 de abril. 

Pero Sadiq, el abogado, dijo que los cargos contra el niño deberían desecharse. "El tribunal debería haberse referido simplemente el caso del menor ante el Tribunal Superior y retirar los cargos en contra de este niño inocente", dijo Sadiq. 

"Este caso también expone la incompetencia de nuestra fuerza policial y la forma en que están operando", agregó indignado. 

  

 HAZ CLIC SOBRE EL VIDEO PARA VERLO




Te puede interesar:


 

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus