Beliefnet

Oración por sanidad, salud, liberación de enfermedad

Dos miembros del grupo terrorista ISIS irrumpieron en una iglesia en Normandía. Los hombres armados obligaron a un anciano sacerdote a arrodillarse mientras filmaban su asesinato y daban un "sermón en árabe" en el altar, según cuenta un aterrada testigo.


Los atacantes, aclamaron ser 'soldados' de ISIS, los cuales ya eran bien conocidos por la policía francesa antes de que cortaran la garganta de Jacques Hamel en la iglesia de Saint-Etienne-du-Rouvray, cerca de Rouen.  Los terroristas salieron de la iglesia gritando 'Allahu Akbar'  («Alá es [el] más grande») tras el cruel ataque al anciano indefenso. 

Una monja resultó también gravemente herida. La policía francesa acordonó de inmediato el edificio; más tarde se realizó un registro en busca de bombas. Posteriormente, la policía allanó una casa en la zona e hicieron el arresto de un tercer hombre implicado en este asesinato.

Uno de los asesinos, un francés de 19 años de edad, de nombre como Adel K., quien estaba siendo monitoreado a través de una etiqueta electrónica después de haber sido encarcelado por dos ocasiones al intentar unirse ISIS en Siria.

Temprano, después de ser liberado de la cárcel, los términos de su fianza le permitieron estar sin supervisión entre las 8:30 am y 24:30 horas. El ataque se produjo 09 a.m.-11 a.m..

Se entiende que él obligó al sacerdote a arrodillarse mientras que su cómplice, quien también vivía en la localidad y figuraba en una lista como terrorista, filmó el asesinato brutal.

Esta tarde se supo que el clérigo asesinado estaba de suplente, mientras que el párroco asignado se encontraba de vacaciones. Un tercer hombre, un joven de 17 años de edad, conocido como HB y quien se cree que es pariente de Adel K, fue detenido en su domicilio en Saint-Etienne-du-Rouvray tras el ataque.

También se reveló que la iglesia católica donde ocurrió este asesinato estaba en la "lista" encontrada en el apartamento del presunto extremista de ISIS el pasado mes de abril.

El ex presidente francés Nicolas Sarkozy pidió una respuesta 'sin piedad' ante esta muerte, mientras que 'horrorizado' el ex primer ministro Jean-Pierre Raffarin dijo que temía que "todo se está haciendo para desencadenar una guerra de religiones".

Una monja que estaba en la iglesia durante el ataque, dijo que el cura se vio obligado a arrodillarse para que le cortaran la garganta.

"Lo obligaron a arrodillarse. Él quería defenderse. Y fue entonces cuando ocurrió la tragedia ", explicó la monja, identificada como la hermana Danielle.

"Ellos lo grabaron. Hicieron una especie de sermón alrededor del altar, en árabe. ¡Es un horror! ", añadió.

ISIS se atribuyó el ataque en un comunicado publicado por su agencia de noticias Aamaq. Se dijo que el asesinato fue perpetrado por "dos soldados del Estado Islámico”. Añadió que el asesinato fue en respuesta a sus continuos llamados para atacar a los países de la coalición liderada por Estados Unidos, quienes luchan contra ISIS.

Francisco ha expresado su "dolor y el horror" en este incidente a través de un portavoz, diciendo que el Pontífice estaba consternado por el "bárbaro asesinato", porque ocurrió en un lugar sagrado.

El arzobispo de Canterbury, Justin Welby, dijo: “Ataques perversos contra los más débiles niega la verdad y el amor; es derrotado por medio de Jesucristo. Oren por Francia, por las víctimas, por sus comunidades".








¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus