Fallece Actriz Colombiana, Adriana Campos Tras Accidente Automovilístico

Un delicioso taco, un shawarma de fábula, o quizás las pizzas caseras sin amasijo de por medio, estas deliciosas recetas pueden lograrse con el pan árabe o pan pita, que consigues en cualquier supermercado o panadería.

Pero estos paquetes de pan árabe (ese suculento pan redondo y muy plano), solo trae 5 lonjas. Y a veces cuando hacemos una comelona en casa, cinco no son suficientes. Los precios del pan árabe a veces no es de nuestro agrado y muchas de esas veces, no sabemos cuánto tiempo tiene ese pan pita almacenado en las alacenas. No todas las panaderías los refrigeran. Solo los colocan en estantes gigantes.

Esto no es tan desagradable. Puesto que es fácil de encontrar y siempre es sabroso. Pero estos paquetes de pan árabe industrial contienen conservantes que funcionan para que duren por más tiempo dentro del empaquetado. Y estos conservantes le quitan la naturalidad al pan. Y puede llegar a ser dañino para la salud.

Pero, el pan pita ¡te encanta! No lo puedes negar. ¿Por qué no lo aprendes a hacer desde tu casa? Si crees que es difícil, aquí te demostramos que no es así. Presta atención.

Ingredientes:

  • Levadura en polvo (Un solo paquete).
  • Agua tibia (La cantidad de una taza).
  • Harina de trigo (Una taza). Busca harina de trigo extra para poder amasar con confianza.
  • Aceite de oliva (La cantidad de una cucharada y media. Cucharada sopera de mesa). Busca aceite extra para poder amasar con confianza. El aceite extra no necesariamente debe ser de oliva.
  • Una cucharadita y media de sal.
  • Bowl grande para revolver o mezclar la masa.

Preparación:


  • Bates dentro del Bowl la taza de agua tibia y la levadura. Harás una masa de levadura que quede líquida pero que quede totalmente mezclada. Nada de grumos. El agua tibia ayudará a lograrlo.
  • Esa mezcla ya uniforme y sin grumos, la dejas reposar por quince minutos. Te darás cuenta de que aparecerán unas especies de burbujas muy chicas. Hasta allí debes dejarlo reposar.

  • En ese momento, echas en la mezcla el aceite de oliva y la sal. Las cantidades exactas indicadas en la parte de Ingredientes.
  • Aquí ubicas la harina extra. Luego de echar la sal y el aceite de oliva, vierte dos tazas más de harina y comienza a amasar. Ese proceso dura siete minutos, aproximadamente. La masa, la vas convirtiendo en bolas y no debería pegarse a los dedos.

  • Cuando tengas las bolas de harinas hechas, las dejas en el envase pero dejas reposar por dos horas. Cúbrelas con un trapo muy parcialmente húmedo. O también, puedes cubrirlas con papel brillante o de aluminio.

  • Es hora de saber que de esta receta, sacas 8 panes árabes. ¡Increíble! Entonces, busca el lugar donde amasarás y echa sobre la superficie, un poco de harina de trigo para que al momento de amasar, no se pegue la masa. Pica la masa original (la que dejaste reposar por dos horas) en 8 porciones.

  • Esas 8 porciones, debes convertirlas en circunferencias, que dejarás descansar por treinta minutos con papel de plástico transparente sobre las bolas de harina. La idea con este papel, es no generar humedad.

  • Los panes árabes medirán cinco milímetros de ancho por doce de diámetro. Por eso, ten en cuenta que debes amasar las bolas con el rodillo de amasar (puedes hacerlo con las manos), hasta conseguir este tamaño.

  • Cuando consigas las circunferencias planas y amasadas, en un sartén con aceite de cocina, colocas las masas de un lado a otro. Estas se separarán y se inflarán, dividiéndose sus dos caras. Como si dividieras el pan original.

  • Con el horno precalentado, introduce las masas en el horno (vas colocando en el horno por lote, dependiendo de cuántos panes caben en una horneada). Calienta a 240 grados por 10 minutos máximo. Puedes hacer este procedimiento al mismo tiempo que vas horneando las que ya están listas.

¡Listo! Has hecho tus primeros panes árabes desde tu casa. Ahora puedes usar la creatividad, y degustar de una comida exquisita con tu pan pita.


¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus