Beliefnet

Este perro llamado Phoebe estuvo atrapado durante una semana en una cisterna que se encontraba en medio de un barranco en un bosque en Las Virginias de los Estados Unidos.

Este canino estuvo atrapado durante una semana allí, pero lo más curioso es que nunca estuvo solo, con él se quedó su mejor amigo Tillie, otro perro, quien lo acompañó de noche y de día hasta que llegó el equipo de rescate. Tillie solo se alejaba de él para ir a buscar ayuda.
Unas personas que vivían por esa zona, se percataron que un perro de pelaje rojizo se acercaba como pidiendo ayuda y luego se adentraba al bosque. 



Una organización de rescate de animales sin fines de lucro, llamada Vashon Island Pet Protector, días antes habían publicado unas fotos en su página en Facebook de un perro que se encontraba perdido esperando que alguien lo encontrará, así fue el 14 de septiembre ocurrió la llamada tan esperada. 

Gracias a este llamado, el equipo de rescate encaminó su búsqueda hacia la cisterna muy adentro del bosque, luego de larga búsqueda escucharon los ladridos de Tillie; cuando llegaron encontraron a Phoebe y su mejor amigo inseparable, quienes a pesar del hambre y frío que pasaron durante una semana, se encontraban en buen estado de salud.

Por eso es necesario nunca perder la fe en este tipo de situación. Así lo afirmó un miembro de la organización Amy Carey.





¿Quién podría ser capaz de abandonar a una criatura indefensa?

MIRA AHORA CÓMO ESTÁ ¡IMPRESIONANTE EL CAMBIO!



 


MÁS...


¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus