Beliefnet

2.- La conciencia anestésica puede provocar daños psicológicos

Un pescador llamado Joao Pereira rescató a un pingüino moribundo que se encontraba en una playa de Río de Janeiro. Cuando Joao lo tomó en sus brazos el pingüino estaba lleno de petróleo y en un mal estado.



Pereira cuidó al pingüino con mucho cariño, y luego de una semana, Jinjing, como le llamó a su pingüinito, se mejoró y logró estar de pie y caminar. Así que Joao, con mucho dolor, lo devolvió al mar.

Aquí viene la parte increíble de esta historia: luego de que Joao devolviera al mar a su pequeño amigo, se separaron y nunca más se volvieron a ver. Pero Jinjing nadó 8 mil millas y regresó a la playa donde tiempo atrás Joao lo rescató, ¡y pudo dar con él!; demostrando así que jamás había olvidado aquel noble gesto del pescador que le salvó la vida.

Desde entonces, pasan ocho meses juntos y el resto del año el pingüino se dirige a las costas de Argentina y Chile para alimentarse.
Joao lo alimenta con una dieta especial que ayuda a su pequeño amigo a mejorar su resistencia.

"Le quiero como si fuera mi hijo y creo que él también me quiere", dice el hombre.

¡MIRA EL VÍDEO AHORA!



OTROS ESTÁN LEYENDO:


¡Adiós A Los Puntos Negros Con Este Sencillísimo Tratamiento Casero!

Con Este Ingrediente Secreto Adiós A Las Verrugas ¡En Verdad Funciona!

Mira La Dieta Que Curó A Este Joven De La Diabetes

Mira Como Reaccionaron Estas Personas Cuando Se Querían Robar a Esta Niña

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus