Beliefnet

Averigua El Mensaje Oculto En Estos 9 Logos Famosos. ¡No podrás creerlo!

Esta es una historia de amor que afortunadamente tuvo un final feliz: Durante un evento religioso de “Christ for the Nations”, Rich Cushworth conoció a su esposa Mercedes Casanelles,  en Dallas, Estados Unidos. 

Según cuenta la pareja fue amor a primera vista. La pareja se casó y Mercedes (Mercy) quedó embarazada, pero tuvo que regresar a su país, El Salvador, pues la visa que tenía era temporal. Por su parte, Rich esperó en los Estados Unidos la llegada de su hijo. 

A esta madre le entregaron un bebé que no era el suyo

Todo salió muy bien, Mercy dio a luz a varón saludable al que le puso por nombre Jacob, pero cuando al otro día la enfermera le llevó al bebé, ella se dio cuenta de que algo andaba mal: "Este no es el bebé que vi anoche", pensó. Algo en su interior, quizás su instinto maternal, le decía que ese no era su hijo. No obstante, no pudo argumentar su sospecha, por lo que terminó aceptando al bebé como suyo.

"Cuando lo recibí, dije: "Este no es mi bebé", cuenta la madre, quien presintió la confusión desde el primer momento.
El tiempo pasó y Mercy seguía con la duda: "Este no parece mi hijo". Después de un par de meses seguía preocupada y decidió hacerse una prueba de ADN. Los resultados confirmaron sus sospechas: Jacob, no era su hijo.

Mercy dijo: "No soy la madre biológica del niño que me entregaron en el hospital... quiero que el médico me diga dónde está mi hijo", dijo a la prensa esta madre angustiada.

Mercy siempre lo supo, pero era muy difícil aceptarlo. A pesar de que el pequeño no era su hijo biológico, la pareja llegó a tener fuertes lazos de amor con ese bebé. Pero ambos debían hacer lo correcto, debían devolver ese niño a sus verdaderos padres. Sin embargo, la pregunta era: ¿Dónde estaba su hijo?

Se dirigieron al hospital y hablaron con ellos para tratar de resolver el problema.

Mercy exigió que se le hiciera una prueba de ADN a todas las madres que dieron a luz en ese hospital entre los días 19 y 22 de marzo de 2015; después de las investigaciones de lugar, el hospital devolvió al pequeño Jacob con su verdadera familia y Mercy y Rich recuperaron a su bebé biológico, pero aún tenían un problema: el gobierno salvadoreño se negó a reconocer a su hijo biológico como suyo, y no le dieron una partida de nacimiento; además se negaron a proporcionarle un pasaporte para poder viajar a los Estados Unidos.


a esta madre le entregaron
Meses después la familia logró regresar a los Estados Unidos. "Estamos muy felices y muy agradecidos", cuenta Rich, a su encuentro en el aeropuerto norteamericano. Después de toda esa confusión y sufrimientos, al fin lo habían logrado. Regresaron a casa con su hijo Moisés en brazos.

Gracias por leer y compartir esta historia en facebook. Te amamos, aun si no te conocemos... ( aunque conocemos a la mayoria de nuestros lectores)
¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus