"Sí, acepto", "Sí, acepto", "Sí acepto", dijo un trío femenino brasileño en su matrimonio

Cuando no nos alimentamos bien, estamos bajo mucho estrés o estamos cargados de energía negativa nuestros riñones sufren las consecuencias. Todo empeora si tenemos antecedentes familiares con enfermedades renales.

Aprende 9 consejos para ayudar a los riñones a funcionar mejor con remedios caseros y algunos simples consejos.

Consejos para cuidar los riñones

 

  1. Bebe agua

Debe hidratarse siempre, sobre todo, si siente dolor leve. Tome mucho líquido (infusiones, zumos). Pero si su dolor es demasiado fuerte y persistente, y dura más de 2 o 3 días, debe consultar con su médico, pues la infección se puede propagar causándole complicaciones muy difíciles de tratar.

 

Por tanto, tomar agua durante todo el día es el tratamiento más sencillo, económico y natural que ayudará a sus riñones a funcionar mejor, evitando la formación de cálculos, inflamaciones e infecciones.

Sin embargo, debes tener en cuenta la calidad del agua, así como debemos asegurarnos de que sea baja en sodio, pues de lo contrario, podría ser perjudicial.

Así es que, mantenga sus riñones sanos al tomar agua sabiamente. Esto quiere decir que debe tomar la cantidad correcta de agua. No necesariamente tienen que ser los populares 8 vasos al día. La ingesta de agua difiere en cada persona, según sus necesidades básicas (edad, clima, actividad diaria, embarazo, lactancia, enfermedades).

Como mínimo debes tomar, al menos, un litro y medio de agua, fuera de las comidas y repartidos en varios vasos antes o después de las comidas.

 

  1. Controla la sal

La sal no es del todo mala. De hecho, la necesitamos, pero en pequeñas cantidades. Las mejores sales son la sal marina y la sal del Himalaya.

Sin embargo, el problema radica en que la consumimos en exceso.

Lo peor es que utilizamos la sal común. Es decir, la sal de mesa, la cual sólo tiene cloruro de sodio y no contiene el equilibrio mineral ni oligoelementos que tanto nuestro organismo necesita.

 

¿Qué pasa cuando consumimos demasiada sal?

Si consumes sal en exceso, tus riñones estarán obligados a retener agua para poder eliminarla. Esto provoca un desequilibrio de líquidos en tu organismo, por lo que tu presión arterial se elevará peligrosamente. A largo plazo, el consumo excesivo de sal perjudica las nefronas.

  1. Debes reducir los lácteos

Por si no lo sabías, la leche y sus derivados aumentan la eliminación de calcio por la orina. Esto favorece enormemente el desarrollo de cálculos renales. El problema se hace más grave si tu consumo de agua es poco o si tienes predisposición genética.

Si incluyes los lácteos en tu dieta como una medida para obtener más calcio, debes tener presente que el mineral que se encuentra en estos alimentos, no se asimilan de forma correcta. A largo plazo terminan dañando tus riñones.

  1. Evita en lo posible el azúcar

La importancia que tienen los pulmones y tus riñones es invaluable. Estos mantienen en equilibrio el pH de la sangre. Sin embargo, cuando añades azúcar a tus platos y bebidas favoritas, aumentas la acidez de tu organismo. Por tanto, sobrecargas estos órganos imprescindibles.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus