Beliefnet

Dile Adiós A Los Puntos Negros. No Te Puedes Perder Este ¡Sencillísimo Tratamiento Casero!


Gracias a una obra misionera realizada por “IPUC”, la cual consiste en compartir el mensaje de Jesús en el interior del cuartel, un gran número de soldados y oficiales de alto rango del Ejército de Colombia, dieron sus vidas a Cristo; siendo este un ejemplo de las grandes cosas que Dios puede hacer cuando los cristianos predicamos la palabra del Señor.


Un evento para compartir la palabra del Señor se realizó en un cuartel militar en Colombia, dentro de este evento 80 soldados tomaron la decisión de entregar su vida a Cristo y otros cientos de soldados escucharon el mensaje del Evangelio.

 

Este evento se llevó a cabo en el batallón Sucre de la ciudad de Chiquinquira y fue organizado por la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia (IPUC), quienes lograron reunir cerca de 850 soldados, que escucharon la Palabra de Dios.

Los responsables del evento y el ministerio fueron los pastores: El Pastor Central de Chiquinquira “Luis Carlos Marin”; el Pastor “Leonardo Isaza” quien es Misionero obra carcelaria, el Pastor “Thomas Hurtado” quien es el delegado del Consistorio, y el Sargento Raul Toloza quien fue el Coordinador del evento.

La obra misional que se realiza el IPUC se centra en compartir el mensaje de Jesús en el interior del cuartel. A través de esta iniciativa, un gran número de soldados y oficiales de alto rango del Ejército de Colombia, dieron sus vidas a Cristo.

Alrededor de 650 soldados son ahora miembros de la Pentecostal Unida Iglesia, a causa de este hermoso y ejemplar trabajo. La noticia ha sido difundida ampliamente por el sitio "GeneracionPentecostal.com" el pasado mes de septiembre.

Este es un ejemplo de lo poderoso y fiel que es Dios con nosotros cuando nosotros somos fieles al predicar su palabra, pues Dios quiere Salvar a las personas y lo único que tenemos que hacer nosotros es cumplir la labor que nos encomendó, la cual es predicar su palabra por toda la tierra.
“Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; más el que no creyere, será condenado” (Marcos 16:15-16)

Tengamos en cuenta que Dios sólo añadirá personas a la iglesia cuando nosotros nos dispongamos a predicar su palabra, ya que cuando una iglesia está haciendo lo que Dios le ha mandado, Él mismo se encarga de añadir nuevas personas a la iglesia.

Entonces Pedro, poniéndose en pie con los once, alzó la voz y les habló diciendo: Varones judíos, y todos los que habitáis en Jerusalén, esto os sea notorio, y oíd mis palabras…
Sepa, pues, ciertísimamente toda la casa de Israel, que a este Jesús a quien vosotros crucificasteis, Dios le ha hecho Señor y Cristo.
Al oír esto, se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿qué haremos?
Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.
Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare.
Y con otras muchas palabras testificaba y les exhortaba, diciendo: Sed salvos de esta perversa generación.
Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se AÑADIERON aquel día como TRES MIL PERSONAS”.
(Hechos 2:14, 36-41)

“Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón, alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor AÑADÍA cada día a la iglesia los que habían de ser salvos” (Hechos 2:46-47)


Espero que este post les haya llenado de gozo y les haya animado a compartir la palabra de Dios.
Dios los bendiga.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus