Página de oración cristiana por los enfermos, 9 de agosto

Somos llevados en múltiples direcciones y difícilmente las actividades más importantes a realizar durante el día nos llevan a seguir o acercarnos a Jesús como Dios desea. Pero la oración es ponderosa.   

A través de nuestro vaivén el Espíritu Santo traduce nuestra oración a nuestro Padre Celestial, quien escucha atentamente. Dios nos da una promesa especial en Salmos 30:5 “Porque un momento será su ira, Pero su favor dura toda la vida. Por la noche durará el lloro, Y a la mañana vendrá la alegría.”   

Si te encuentras en necesidad y estás buscando a Dios, puedes descansar en la seguridad de que Él está junto a ti en el camino. Aquí hay 8 oraciones para aquellos que desean encontrar a Dios.   

Ayúdame a verte.   

En el mundo de hoy es fácil pensar que sufrimos solos. Pero si te has preguntado dónde está Dios, muchos otros también lo han hecho. Pensamos que las experiencias por las que estamos pasando son más grandes que nosotros mismos, pero olvidamos que esas situaciones son tan pequeñas en comparación a Dios y a quién él es.   

Si quieres ver mejor a Dios, haz esta oración: Padre mío, permíteme verte. Atráeme más cerca de ti a través de esta experiencia para que así pueda ver tu rostro como nunca antes lo he hecho. Trae a mi memoria que  estás en control y que lo que parece inmenso a mis ojos es diminuto a tus ojos.   

Muéstrame lo que deseas que vea.   

Dios dirigirá tu camino. Él es el piloto de nuestras vidas. Solo debemos confiar y dirigirnos en la dirección en que Él nos lleva y El enderezará nuestro camino.   

Si estás listo para que Dios te muestre el camino por el que desea que transites has esta oración: Amado Dios, muéstrame que deseas que yo aprenda de esta experiencia. Así como un cuarto a oscuras esconde las cosas que nos distraen, quita toda distracción de mi vida que impida el pasar tiempo contigo. Aún en esta oscuridad en que me encuentro, ilumina aquello que deseas mostrarme. Amen.   

Dirígeme.   

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus