¡Asombroso! Entérate De Lo Que Google Empleó Para Documentar En Mapa El Terreno Del Desierto

Querer concebir y no poder es una de las situaciones más difíciles y estresantes en una pareja.  En silencio observas como todas tus amigas quedan embarazadas y hacen crecer sus familias, y hasta protestan por quedar embarazada tan rápido. Sin envidiar su dicha, te llenas de alegría por ellas, pero en el fondo recibes una puñalada qué lástima tu corazón. Cada día que pasa hay menos esperanzas de poder concebir. Este es el sentimiento que expresa la pareja Ashley y Tyson Gardner, un matrimonio de Utah, Estados Unidos, que tenían tratando de ser padres 8 largos años. 

Nada parecía funcionar: Tratamientos, inyecciones, fertilizaciones in vitro, remedios caseros, ... Lo intentaban todo para luego perder las esperanzas cuando el test de embarazo marcaba negativo.

No importaba el dinero que gastaban en los costosos tratamientos, todo era inútil... Hasta que no someterse a su último tratamiento de Fertilización en Vitro (IVF).

¿Te acuerdas de Octomom? La madre que tuvo octillizos

Dos semanas de dura espera 

Las primeras dos semanas luego de un tratamiento de fertilización la mujer tiene dolores físicos por las inyecciones. Debe someterse a estudios y a ecografías de control. Esta pareja ya había pasado por ese proceso, por lo que no sabían que esperar. Tenían esperanzas, pero a su vez tenían miedo a un nuevo fracaso. Sin embargo, querían con toda el alma que la inseminación artificial funcionará esta vez. 

La ansiedad los estaba matando, suena el teléfono... 

Finalmente, llegó la llamada que tanto estaban esperando. Esperas con ansias hasta que la enfermera de tu médico llamé para darte los resultados de tus análisis. Obviamente, esperas que cuando ella te llame te dé las buenas noticias. Estas palabras fueron: "Felicidades, el resultado dio positivo. ¡Estás embarazada!"



Alegría les duró poco, ahora debían esperar a ver si el embarazo evolucionaba satisfactoriamente. Nuevamente los mataba la ansiedad y el miedo. La pareja sabía que esperaban dos bebés de los embriones fecundados, pero con tantos intentos fallidos... Esperaban lo peor.

7 duras razones por las que los niños NECESITAN de ambos padres

No obstante, la pareja se armó de fe, coraje, esperanza y amor. Decidieron documentar el proceso, por lo que grabaron el ultrasonido. Allí descubrieron algo increíble. 

"¡Están embarazados!" 

Era lo que deseaban escuchar, pero realmente no fue la mejor noticia... 



Mientras tomaban el vídeo el doctor les anunció lo que sería la noticia más maravillosa de sus vidas. Ashley no sólo esperaba dos bebés, cada uno de esos bebés se habían dividido en dos más, por lo que ahora Los Garnerd esperaban pares de gemelas idénticas. Un caso único que se da en 1 de cada 70 millones de embarazos. 

 

Los milagros… Sí, sí existen... ¿No lo crees?

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus