La tos es como un mecanismo de defensa que tiene nuestro organismo para expulsar las secreciones de nuestra garganta, fosas nasales y pulmones. La tos es un reflejo natural, de este modo puede mantener despejadas esas áreas de nuestro cuerpo.

6 remedios caseros para la tos en pequeños

La tos puede ser un síntoma de ciertas afecciones: asma, neumonía, resfriados, gripes, infecciones por virus o bacterias.

En el caso de los niños, la tos puede llegar a durar entre siete días a tres semanas. Sin embargo, si no se trata apropiadamente puede llegar agravarse con el tiempo. El pequeño puede llegar a sentir:

-Dolor en el pecho
-Ardor y resequedad en la garganta

-Malestar general

-Dolor de cabeza

Entre otros


Aliviar la tos en los niños puede ser sencillo, si utilizas viejos remedios de la abuela, con sabores agradables que no puedan rehusarse a probar. Si deseas saber de qué forma aliviar la tos naturalmente y de forma eficaz, te invitamos a leer todo este artículo.

1. El agua

El agua es importante porque mantiene hidratada la garganta. En consecuencia, te invitamos a que les des de tomar al pequeño mucha agua conforme su edad.

2. La miel es muy eficiente para tratar la tos en niños


Todos sabemos que la miel tiene un muchas propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y antioxidantes, aparte de esto es excelente para depurar y está llena de minerales y vitaminas.

Todas estas características particulares la hacen una excelente opción medicinal para nuestra salud, y aún más, tratándose de curar la tos.

Aprenda a eliminar la cera de sus oídos con estas fórmulas naturales 

Para lograr que tus hijos absorban sus beneficios te invitamos a probar el siguiente remedio casero:

Ingredientes

2 cucharadas (quince o bien veinte ml) de miel pura
1 vaso (200ml) de leche

Preparación

Sencillamente vierta el vaso de leche en una olla y deja que hierva por cinco minutos.

Incorporar las dos cucharadas de miel pura.

Ahora es preciso que lo dejes enfriar un poco por unos diez minutos. Ha de estar templado al instante de dárselo a tu pequeño, no caliente.

Modo de consumo

Para conseguir los resultados deseados dale esta bebida a tu pequeño cada noche, ya antes de dormir a lo largo de cinco días.

Este antídoto natural lo va a ayudar a dormir de manera profunda.

3. El té de jengibre


El jengibre, conocido como kion o bien quion es una raíz que procede del lejano Oriente. Esta raíz ha sido empleada desde la antigüedad en la medicina china por sus propiedades aliviantes y antihistamínicas.

A fin de que tu hijo pueda beneficiarse de las propiedades del jengibre, necesitarás:

3 raíz de jengibre (trescientos gramos)

2 vasos de agua (cuatrocientos ml)
1 cucharada de miel (diez ml)

1 limón (treinta gramos)

Preparación

Corta el jengibre en rebanadas machácalo un poco. En una olla con los 2 vasos de agua, deja hervir. Agrega el jengibre en pedazos y déjalo hervir a fuego lento a lo largo de treinta minutos. El jengibre es una raíz, en consecuencia, debe hervir por más tiempo que las hojas.

Ahora apaga el fuego y deja descansar por unos veinte minutos. Entonces sirven una taza y añade el Limón.

Dulcificar con miel.

Modo de consumo

Dale de tomar este tema tu pequeño 2 o bien 3 veces al día, a lo largo de cuatro días. Recuerda que el jengibre es algo picante, con lo que no debe quedar realmente fuerte la infusión.

4. Un baño caliente

El agua caliente ayuda a calmar las vías respiratorias, ayudando a expulsar las flemas que se hallan en la garganta y en los pulmones de tu niño. Es por tal razón que es conveniente darle un baño de agua caliente a tu pequeño un par de veces al día mientras que rebasa el estado gripal.

5. El caldo de pollo

Prácticamente a todos los pequeños les agrada el caldo de pollo. Conforme estudios efectuados, el caldo de pollo tiene la peculiaridad de que ayuda a apresurar el proceso de restauración de nuestro organismo, y todo gracias a su alto contenido en hierro y zinc.

Ahora, te voy a enseñar de qué forma preparar el caldo de pollo ideal para sanar la tos de tus peques:

Ingredientes

2 cucharadas de sal (5 gramos)
2 tallos de apio (doscientos gramos)

1 cebolla (treinta gramos)

2 piernas de pollo (cuatrocientos gramos)

1 litro de agua

Preparación

En una olla grande deja hervir el litro de agua.

Corta la cebolla y el apio en cuadros pequeños y agrégalo a la olla. Deja hervir unos minutos.


Ahora añade las 2 piernas de pollo y deja cocinar por unos cuarenta y cinco minutos.

Agrega las 2 cucharadas de sal.

¡Listo!

Modo de consumo

Dale este rico caldo a tu hijo los primeros tres días. Este caldo fortalece las defensas y lo ayuda a combatir el constipado o bien la tos antes que sea grave.

¿Por qué debemos consumir más jengibre?

6. Chocolate caliente

Los fármacos son nuestra primera opción, mas tratándose de los pequeños es bastante difícil.

Los medicamentos no siempre y en todo momento nos garantizan el efecto deseado. Aparte de sus efectos secundarios. Despreocúpate, esto no va a pasar con el chocolate, esta es una sabrosa forma de aliviar velozmente los síntomas de la gripe y la tos persistente.

Ingredientes


9 o bien 12 cucharadas de chocolate en polvo (doscientos gramos)

200 gramos de chocolate en polvo

1 cucharadita de canela

3 cucharadas de azúcar
2 vasos de leche


Preparación

En una olla pondrás a hervir los 2 vasos de leche, así como el azúcar y la canela.

Remueve bien, mezclando a la perfección. Deja hervir Por espacio de diez minutos.

Modo de empleo

Haz que el pequeño toma este chocolate caliente 2 o bien 3 veces al día, a lo largo de cuatro días. ¡Cuidado! No debe estar muy caliente.

Nota: No debes hacer todos y cada uno de los remedios, es suficiente con uno solo. No olvides que estos 3 medios alternativos te dejarán combatir los síntomas en sus principios. Pero esté alerta, si los síntomas persisten por más de 72 horas. Debe ver a su médico.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus