Beliefnet
Palabras Que Fortalecen

Yo estaba ahí, esa  primera vez  que tus lágrimas mojaron tu mejilla,  cuando persiguiendo un sueño  caíste lacerando tus rodillas.  Cuando azotaron tu alma con la crueldad de las palabras y con el hierro del desprecio marcaron tu primer herida.

Tuve la dicha de verte crecer, de admirar la fuerza que  mostraste ante el dolor que enfrentando al mundo, nada te pudo vencer, ni aun la falta de cariño, ni aun la falta de amor, o el que nadie entendiese el lenguaje de tu corazón.

Quiero que sepas  que siempre estuve ahí levantando tus brazos, buscando hacerte feliz. Guardando siempre tus pasos, alumbrando tu camino, enviándote  a mil pajarillos para que te hiciesen reír.

Este día, estoy muy orgulloso de ti, mírate, como haz crecido, el mundo no te doblegó. El sufrimiento te ha fortalecido y si aún la lucha es dura y con furia, enardecidos se levantasen contra ti los implacables enemigos, ya no eres el niño que llora, eres un vencedor valiente, tu fe es pura   y valiosa, ya no tendrás temor, tu corazón he sanado

Y porque pase lo que pase, sea cual sea la lucha, aún estoy aquí y en mi mano te llevo. Fuiste, eres y serás por toda la eternidad,  mi hijo amado.

 •*´¨`*•.¸Tu Padre Celestial •*´¨`*•.¸♥

Escrito Por Hermes Alberto Carvajal

Hijito, estoy aqui. Para siempre serás mío Nada Me Faltará Eres precioso para mi
Hoy todo será diferente Junto a aguas de reposo Confortará mi alma El te librará de todo mal

EL Señor es mi refugio y mi fortaleza

DIOS te sostiene con su poderosa mano  y en El estan guardados todos  tus anhelos, tu futuro, tus esperanzas, todo lo que está por venir para ti: maravillosas bendiciones, tus sueños hechos realidad.  Si haz llorado, si haz gritado de dolor eres bienaventurado.

Él es quien  enjuga tus lagrimas, es luz para tu camino y  consuelo en medio de tu tribulación.   Cierra tus ojos en este momento, ábrele tu corazón. Siente el calor de su aliento al hablarte, la paz de su voz y su palabra  de cariño que busca calmar a  ese niño que sentadito en un rincón, llora… llora porque no sabe que hacer; porque se siente perdido, porque tiene hambre de amor, porque siente frio. Ese niño eres tu. Permitele que te cobije con su gracia, que te cubra con su perdón.

Jesús es  todo para ti. Si tu le crees a El,  a partir de hoy dormiras tranquilo y cada mañana te levantaras lleno, llena de gozo, ánimo, fuerza.  Dios quiere reavivar el fuego de su Espiritu en tu vida y hablarte  como nunca antes lo ha hecho. El tiene un propósito para ti. Deja la procupación, no hay nada que temer. TU PADRE ESTA CONTIGO, descansa.

Escrito por Hermes Alberto Carvajal

Recuérdalo, todos los días, una palabra de fortaleza para ti.

Click en estos 4 bellos mensajes para ti, compartelos 🙂

Oración por
tus finanzas
Un abrazo de amor
y de consuelo
 
¡Mujer
Levántate!
 
Nada
me faltará
 
Previous Posts